Sunday, July 11, 2021

'Pasarejos' a Kinshasa





Por Nacho Moreno sscc



No está mal escrito, así hablaba una de las jefas del avión que nos transportó, lo dijo varias veces, no era un error de una vez. Se agradece el esfuerzo de intentar hablar español, quizá tenía dislexia. Chinos con EPI forrados de guante, máscara y pantalla facial, embutidos en trajes blancos y con maletas blancas, el miedo es libre, la imagen es de película de central nuclear atacada por alienígenas. Los pasarejos permanecerán en el avión. Una escala metida de gañote en Brazzavile nos enseña la primera muestra de cómo alguien puede perder los nervios con tono congolés, muy enfadados por el retraso y las estúpidas explicaciones de una tripulación que no tenía nada que explicar, pero que anunciaba la partida pronta y todavía quedaba embarcar a 200 pasajeros que saltaban a Kinshasa y seguían a París. ¿Por qué no al revés? Dicen que para cargar combustible más barato, pero no lo cargaron, o no lo supimos. En fin, más retraso y un salto de diez minutos de vuelo a nuestro destino atravesando el enorme río Congo.

 

Aeropuerto de NDjili, experiencia inoolvidable. Nos recoge Papá Richard, un comandante del aeropuerto, que nos aliviará un poco la llegada de dos blanquitos con cara de tener dinero. Antes nos obligan a una PCR que ya habíamos hecho, lo exigía la compañía aérea. Nos cobraron 45$ por barba, en una opresiva fila donde no hay orden y todos empujan. Salimos ilesos y los agentes nos dieron la bienvenida, se agradece. Nos sacan las maletas Papá Richard y un joven, increpados por todos los que esperan la cola para pasar un escáner, ya no cuenta tanto ser “padre”. Nuestro custodio nos pide la bendición en medio de aquello, bonito y sorprendente al tiempo. Saliendo de allí nos esperan Camille, el Superior Provincial, y Dança, un estudiante sscc.

 

Calles y caminos

 

Recorremos poca distancia la primera noche, pero a este viajero le van sorprendiendo las cosas más allá de la carretera del aeropuerto. Empieza la vida real de una ciudad de doce millones de habitantes. Tierra, baches y gente a los lados de las calles, mucha gente, yendo y viniendo. Gente apostada vendiendo todo tipo de cosas, gente atestando camionetas y motos, a veces hasta tres o cuatro personas sobre cada una, son taxis. Buses en los que no cabe un alma, no ya un cuerpo. Vehículos que se cruzan y pitos, miles de sonidos de claxon para avisar, no se enfada nadie. Coches llenos de sacos de verduras, carbón o mandioca, o qué se yo, que no se caiga nada es una obra de arte. Y gente que cruza y niños que amagan una carrera que solo para un claxon sonando otra vez.

 

Salir de casa es ya un propósito importante. Una tarde es un paseo sin bajar del coche por el centro de Kinshasa, llegar cuesta un rato largo, con numerosos bouchons”, atascos. En algunos cruces, que son los que a cada uno le da por cruzar, se mezclan vehículos que van en 4 direcciones distintas. Todo un arte no darse un golpe por pequeño que sea. Las furgos atestadas, no cabe un alma, no ya un cuerpo, tratan de meter la cabeza”, expresión local, para ganar el espacio, nosotros también. Hay personas ancianas que tienen que cruzar una marea de vehículos todos llenos y sin querer perder un milímetro de su espacio. Ni una concesión a nadie, sin piedad con los rostros. Difícil de entender.

 

De noche es aún más peligroso, los coches y motos van enhebrando en cada atasco. Pensaba que Roma o Ciudad de México son dos lugares en que se conduce de un modo peligroso y algo violento. Me hablaron de Calcuta, pero no lo conozco. En lo que yo he conocido Kinshasa tiene la nota más alta, quien aprenda a conducir aquí es un verdadero artista. Cruzar una calle sin que te atropellen es otro misterioso milagro, con cosas sobre la cabeza, criaturas a la espalda, cargando un saco enorme o un atado de verduras en lo alto, corriendo y esquivando a tipos que cuando pitan es que ya han avisado. Hay coches desguazados a los lados o en el centro, otros sin luces ya que solo se ven las cuencas vacías, no hay pintura en el suelo, hay mucha arena a los saldos, y de noche, aquí y en Pekín, todos los gatos son pardos.

 

De la única calle grande hay que meterse en otras llenas de gente, siempre gente, mercados y muchos kawasekes (de la marca Kawasaki), una suerte de motocarro de 3 ruedas proveniente de la India para transportar muchos en la caja, no cabe un alma en ninguno, ni que decir tiene un cuerpo. Imagino que llegarán algún día los carrillos tuk tuk asiáticos tirados por hombres. Aquí son a motor porque a ver quién tiene los arrestos de subir a la montaña por un camino de arenas movedizas y más si ha llovido. No tocaba en este tiempo, pero el cambio climático también anda por aquí, no sabe que es época seca.

 

Avanzamos entre esos vehículos, de chapa abollada y podrida, con cristales cambiados por plásticos, de humazo de aceite mal quemado, de ruido de carraca metálica, ejemplo de corrosión que anda, cochambre manifiesta, y mientras ande que siga. Vemos 3 en un burro muchas veces, los habitáculos de los que cargan más van llenos de seres que nos miran y miramos en todos los atascos. Es difícil sostener la mirada, no sabes si eso les molesta o es que ellos directamente nos detestan, es mejor aplicar la mirada genérica acostumbrada cuando estás presidiendo una misa con mucho público. Las miradas solo miran y generan más preguntas y no sé responderlas.

 

Mercados

 

En un paseo hacia el centro salimos del barrio y pasamos por barrios llenos de gente y mercados precarios, Kimbanseke (el nuestro), Masina (también nuestro), otros con algo más de orden como Matete y Limete, llegamos a Gombe, lugar ya de ministros, parlamentarios, colegios jesuitas… Pasamos la catedral, la universidad protestante y la católica. Y rostros, muchos rostros. Vendedores jugándose la vida, andantes con rumbo, más mercados, calles con viviendas de madera y lata, atestadas de chabolas, y rostros. ¿Qué harán cuando lleguen a su casa, un lugar aún peor que la calle? ¿Cómo se ducharán, con un balde y un cazo? ¿Otras cosas que hay que hacer también? ¿Tendrán sofá para tirarse allí después del trabajo de todo el día o se sentarán en el suelo? ¿Dormirán en una mullida cama con edredón, aunque aquí no consta que se necesite, o en una estera en el suelo de tierra, polvo y sustratos? ¿Qué esperarán de mañana, lo mismo que hoy o quizá otra cosa? ¿Habrán planificado sus vacaciones alguna vez en la vida, alguien les preguntará si les gusta la playa o el monte, eso tan importante?


 

Un día nos separamos, Joaquín, mi compañero de viaje se va de compras y a mí me llevan a visitar la casa familiar de Camille, allí viven sus sobrinos. Los hijos pequeños le llaman abuelo, la familia siempre es extendida a todos los parentescos. Camille tiene una habitación allí y la familia la llama “el vaticano”. Comemos muy bien, entre otras cosas tortuga y un pescado muy bueno. Me paso con un picante que es trilita de la buena, no puedo con todo lo que me he echado y lo aparto un poco. La casa está en la parroquia Corazón Inmaculado de María, antes era de la Congregación, pero se entregó a la diócesis. Hay varios que salieron de allí, incluido un novicio llamado Theodor. Atravesamos un mercado lleno de gente, como se podría atravesar en coche un mercadillo de Benidorm en agosto, un poner. No sé cómo lo logramos, con la gente comprando y haciendo un pasillo, los tenderetes aguantando, lo del suelo hasta el borde del camino. Unas calles embarradas y con baches que ayudan a digerir a la vuelta, por el mismo camino. Otra experiencia difícil de narrar. Me fijo en gente que vive en los tejados de algunas casas, se alquila por metros, se pone una lona o plástico y ya es casa, imagino dormir en la época de calor que es lluviosa, con el sol machacando y los mosquitos y bichos haciendo su agosto. Horrible.

 

Sobrevivir, es lo que hacen todas estas personas que ponen un paño en la calle o una mesa que transportan cada día y cada noche. Sobre eso algún producto, un balde de maíz, un montoncito de mandioca, algunas frutas, unas leñas o algo de carbón… Cada día, sin dominios ni fiestas, acuden hacia las 5 de la mañana y hasta la noche. Se oyen muchas peleas, o discusiones quizá, no entiendo qué dicen pero gritan.

 

Propósito del día: no protestar porque la carretera está mal pintada. Me cago en Air France, a pesar de todo.

Propósito del día: no protestar porque al final de mi jornada estoy cansado.

 

Las mañanas

 

La misa en la comunidad empieza muy temprano, a las 6. Los domingos en las parroquias la primera misa es a las 6,30. En la Parroquia Mama wa Boboto (Virgen de la Paz) concelebramos y personalmente es mi primera vez, participo de una celebración bonita, cantada, danzada, hablada, casi siempre en movimiento de personas vestidas para la ocasión con la ropa de los domingos, cristianos devotos y son la sencilla profundidad ya perdida en tantos sitios. Dura mucho pero no aburre, no entendemos nada pero no importa, rezamos con todos, tranquilamente. Hemos venido a rezar, nosotros no tenemos prisa, le dijeron unos cristianos a un hermano que solo duró una hora un día de Navidad, que venga otro padre que no tenga prisa. Nos presentan y nos dan la bienvenida. Impresiona todo. En las ofrendas un hombre carga un enorme saco de carbón y otras personas comida para el sustento de los padres, pienso qué pensarán, cómo vivirán, qué le pedirán a Dios, qué preocupaciones tienen por sus familias. Es toda una lección de confianza en el Buen Dios, en el camino con Jesús, en fin, se ve que para tantos y de verdad “solo Dios basta”, esa expresión de Santa Teresa ¿por qué nos quejamos tanto, por qué esperamos tan poco? ¿Quizá tenemos poco que esperar?

 

Vamos a la segunda misa de domingo a la parroquia San Francisco Javier, mucha menos gente y menos coro y menos tiempo. El COVID ha hecho que multipliquen las misas para que no haya tanta concurrencia. Visitamos las instalaciones de la parroquia, son grandes porque hay mucha gente que participa. A la vuelta cargamos un cabrito vivo de ofrenda que llevamos a la comunidad de Coudrin, el postulantado, gente joven. Ese pobre tiene los días contados.

 

Visitamos a las hermanas SSCC en dos ocasiones, una a cada comunidad cercana a las parroquias. Siempre acogedoras, nos hablan de su presencia y de las cosas que pasan, enseñan el colegio que está creciendo, cuando se termine tendrá más de dos mil alumnos. Buena labor en un barrio donde es el único colegio que da una cierta calidad, por eso está muy solicitado. Además tienen escuela de fisioterapia y taller para mujeres, tan necesario. Celebramos el cumpleaños de una de ellas, fiesta casera simpática.

 

Los colegios

 

Uno siempre piensa que la educación es la herramienta que abre al futuro. La Congregación se desempeña bien en la tarea educativa. No hay una manera mejor de salir de la pobreza y de un presente oscuro y difícil.

 

Visitamos el barrio o la zona de Bitsakuchaku, o La Montaña, una zona más alta, hay allí una comunidad de hermanos que no podemos ver por el positivo COVID de Antonio Riaño, hermano español y congolés de una adopción ya muy larga. Tiene anemia, malaria (como todos) y ahora esto. Le ingresan y le ponen sangre, va saliendo poco a poco. Llegamos a la parroquia St. Athanase y a la escuela junto a ella. Es una escuela infantil y primaria en la que tenemos fotos de niños que quieren salir en ella, simpáticos, movidos, niños al fin. Vamos después a la escuela primaria Père Coudrin, nos reciben nuestro hermano Reagan y nuestra hermana Maggi. Él es el director de la escuela primaria y ella de la maternal (infantil). todos los niños nos esperan en el patio con una canción de bienvenida, están 40 o 45 por clase, como cuando yo era niño. Los pupitres son como los de antes, las pizarras también. Algunos suelos están embaldosados, otros no. Joaquín toma buena nota para buscar dinero para mejoras. Los niños y niñas están contentos, cantan y danzan. Decimos cosas incomprensibles para ellos, aunque lo intento en mi precario francés, y nos traducen, pero tienen cara de que que les gusta mucho lo que decimos, si lo han entendido o no es secundario. Miradas y sonrisas, yo les pido que no dejen de sonreír, es lo más cautivador después del camino recorrido. ¿Cómo es posible sonreír así aquí? Pues es posible. La contracción debería recibir el 15% de las cuotas de las familias, pero no se pueden pagar entonces los salarios de los profesores y se dona. Así es todo, sin ayuda externa no se puede lograr casi nada. Las familias quieren mantener el colegio pero no pueden, y es la única herramienta para un futuro mejor.

 

El colegio P. Damián, de Secundaria, está al lado y dividió en dos partes, es un proyecto que ahora se comparte con las hermanas SSCC. En su momento se acogió a un concierto con el Estado, que no permite ahora prácticamente nada, como poner en tus instalaciones un turno de tarde privado. El Estado paga a los profesores y ni un centavo más, y tampoco les paga siempre. No se puede intervenir en nada, la Congregación solo es la titular y la dueña del terreno. Estas son las cosas que se deberán pensar, la intención era buena pero el resultado es que prácticamente te expropian tu colegio. Las cosas de un estado ladrón. Su director es un laico nombrado por la administración, pide construir más edificios pero está difícil. También hay 45 alumnos por clase, pero son grandes y caben muy mal en las aulas.

 

Tondisa Ebale es un centro de Formación Profesional para jóvenes de La Montaña, ya con una larga tradición y conocido por muchos. Está en un momento muy difícil por el COVID y el cese consiguiente de la actividad en unos meses, ahora se ha reemprendido pero los profesores tienen que cobrar sus salarios y eso es difícil sin ingresos. El COVID ha hecho que los profesores de nuestros colegios y de este centro hayan tenido que aceptar reducir su salario en el tiempo cese de actividad un 50% y en el peor momento del 75%. Y hablamos de un sueldo de menos de 200€ al mes. La cuenta que se paga en el colegio de primaria P. Coudrin es de 140€ al año, aproximadamente. Es para tener una idea de las cantidades. En el colegio P. Damián el Estado no ha pagado a los profesores y vienen a la Congregación a pedirlo, pero no hay. 

 

En el futuro se abrirá el colegio P. Eustaquio, en el terreno de la comunidad Padre Coudrin, el postulando. Las obras van adelante gracias a las donaciones de los hermanos de los Países Bajos, Bélgica y España, y algunos donantes. Todavía falta, pero es un motivo de esperanza. El barrio lo necesita y esperamos que esta obra pueda conseguir más recursos para poder mantener las otras. Haremos esfuerzos para ayudar a terminar el edificio y dotar de los medios para que los alumnos que estudien aquí pueden mejorar el futuro del país.

 

Dialogamos mucho sobre la necesidad de centrar la presencia en la educación con un proyecto de la Congregación para el futuro, qué hermanos se comprometen, cómo quieren estar y formarse, cómo acompañar a los laicos que trabajen con nosotros. Ese futuro hay que planificarlo. Crear obras educativas es bueno, también hay que mantenerlas y estar presentes, ofrecer un proyecto consistente a las familias y crear un equipo de hermanos que trabajen en la educación para seguir reflexionando y trabajar en red.

 

La Congregación SSCC

 

La Provincia africana está presente en Kinshasa, en tres comunidades, a saber: Mikondo, Padre Coudrin y La Montaña. En Mozambique hay dos comunidades, Marera y Beira. El grupo está formado por hermanos congoleses, la mayoría, mozambicanos, dos españoles y un polaco. El grupo es de aproximadamente 30, con 4 novicios y varios postulantes, además de varios profesos temporales. Un grupo joven y con mucha energía. Viven en medios muy pobres, tratan de compartir la vida con la gente a la que sirven. Tienen mucha dedicación a la formación de los religiosos y a la pastoral en parroquias y en colegios, como ha quedado dicho.

 

Empezamos los días con la misa a las 6 de la mañana, en francés y portugués, más sobria que en las parroquias. Se crea un ambiente agradable para rezar. Vamos desgranado reuniones para conocer cómo funcionan. Está también presente Alain Makanda, el ecónomo provincial.  Repasamos la situación general, algunas propuestas que se van haciendo, la forma de trabajar la economía en la Provincia, los sueños y las dificultades. Los hermanos trabajan bien, pero es difícil conseguir ingresos en el país, siempre es necesaria la ayuda de la Congregación. Hablamos de crear equipos, de ver cómo trabajar proyectos, De la misma manera hablamos del patrimonio, edificios y terrenos, de posibles ideas para aumentar los ingresos y de cómo seguirlo. Hay algunos ingresos fijos, frutos del ahorro, que hay que mantener. Y ver cómo aliviar y reducir la dependencia del exterior dando algunos pasos, por pequeños que sean. Pero basta con echar un vistazo a las calles, es un camino muy largo, donde sembramos y no recogeremos casi nada. Queda todo para seguir pensando.

 

La labor que realizan las congregaciones es muy importante. La Iglesia, y la Congregación, son una fuerza importante para la llegada de recursos y para el futuro de estos pueblos. África es rica, pero la gente es pobre. Los buitres de lejos se aprovechan y solo quieren oro, diamantes, coltan y cobalto, lo demás importa más bien poco. Los buitres de dentro se corrompen en cuando llegan a donde pueden hacerlo. Solo pueden cambiar esto ciudadanos libres y educados, que asuman la responsabilidad ética y política, por ese orden del país. Insisto, la Iglesia y la Congregación tienen un papel muy importante y apoyarlo es contribuir al futuro de millones de habitantes.

 

Nos hemos reunido con los ecónomos de las comunidades, solo la comunidad de Marera puede sobrevivir por sus propios medios. Los ecónomos son gente joven y entusiasta, es un motivo de optimismo que no tienen los datos. Hay que seguir luchando. Joaquín es el delegado de Misiones de la Provincia Ibérica, toma nota de carencias y demandas, hace muchas fotos y pequeños vídeos para dar cuenta del uso del dinero que aportan los donantes. Es una tarea importante, se necesita mucha colaboración por parte de todo el mundo, especialmente del mundo con más recursos. Las ayudas hay que organizarlas bien, establecer prioridades y tratar de comprometer a algunos hermanos para trabajar los proyectos con entidades internacionales. Se requiere un esfuerzo considerable, pero vale la pena hacerlo porque los beneficiados serán personas muy necesitadas.

 


Dos extranjeros por aquí

 

La acogida de los hermanos y los cristianos es como siempre en África, una maravillosa experiencia. Se preocupan de nosotros y nos ponen lo que tienen para que pasemos el tiempo lo mejor y más cómodamente posible. Nos llevan a visitar algunas cosas, como un lugar llamado Safari Beach, en la orilla del río Congo, al otro lado está Brazzaville, pero no se alcanza a ver. Un foráneo lo vería como algo lleno de posibilidades, explotaciones fluviales, paseos para turistas, pesca. Nos dicen que los peces aquí se mueren de viejos, porque solo hay pesca artesanal de subsistencia.

 

Visitamos otro día el parque de Kingakati, un complejo enorme con rinocerontes, cocodrilos, hipopótamos y leones, todo protegido y desde un camión abierto. El guía arenga en lingala, a nosotros nos habla en inglés. Naturaleza desbordante, pensado para turistas pero bien hecho. Parece que estos lugares son propiedad del anterior presidente Kabila hijo y de su familia, no desaprovechó el tiempo y usó el dinero de todos para sus cosas, qué asunto tan repetido.

 

Visitamos tres mausoleos dedicados a Patrice Lumumba, primer ministro tras la independencia en 1960, otro a Kabila padre construido por su hijo, y el tercero dedicado a Étienne Tsitshekedi, padre de la democracia congoleña y del actual presidente, Antoine Tsitshekedi, que está intentando cambiar muchas cosas pero que tardarán en desaparecer, corrupción, desorden, injusticia… Algunas cosas ya ha logrado, como el cambio de la cúpula militar, menos presencia de policía y ejército corruptos en la calle, han logrado meter a ex ministros ladrones en la cárcel, en fin, algo es algo. Dice Camille que harán falta 4 presidentes así para lograr que se note de verdad, esperemos que aparezcan y la gente les vote. También podrían tener un mausoleo solo pero eso hace que no se puede sisar el sobrecoge de cada uno. En fin. Una buena coas: alcanzamos a celebrar el 30 de junio, día de la independencia de la RDC. Dios quiera que este país salga adelante, buenos deseos no faltan.

 

Nos acompañan siempre los mosquitos, a cientos, todos quieren festejarlo en mi pobre cuerpo. Una mosquitera impregnada de un olor agrio y se supone que repelente, al menos para mí, nos salva de ser devorados por las noches. Nos han llevado a comer a los restaurantes de la familia de Johnny, uno de los hermanos, antílope, pescado de río local magnífico, verduras, banana frita, mandioca de diversas formas… Se disfruta con esas cervezas de tamaño grande que quitan la sed y alivian el bochorno. Son momentos especiales que contrastan con la otra parte ya descrita. Y se agradecen mucho.

 

Nos enseñan a ser pacientes. Todos los días se corta la electricidad varias horas. Algunas se alivian con grupos electrógenos que tragan mucho gasoil. Las horas de las reuniones son casi siempre aproximadas, los planes B se multiplican porque, nos dicen, siempre hay que tener un plan B en África. Todo es una forma de estar muy lejana a la nuestra, llena de prisas y estrés. Es bueno aprender, te aporta sensatez. Eso de tener los archivos en la nube está bien, pero para eso se necesita que funcione lo que enchufas. Paciencia y nube, descargas interminables no siempre con buen fin. Algo sobre la basura y el reciclaje de plásticos, todo se quema o se queda por las calles, montones y montones, parece la vuelta al pasado. Que venga por aquí Greta, aquí es donde hay que tener el valor de decir las cosas. Hacerlo en Europa está bien, todo suma a la conciencia, pero que se dé una vuelta subida a un buey que no contamina. Y se lo cuenta después, con su alegre gesto, a los millones que pululan por las calles, que no saben qué hacer con los residuos. Y si puede subir al buey algún compromiso de montar plantas de tratamiento, mejor. Lo mismo para los señorones y cooperantes de cualquier organismo de la ONU.

 

Un montón de buenos propósitos

 

Son los que uno se va haciendo tras el paso de los días. Algunos son muy básicos, no protestar porque no tengo aire acondicionado en mi cuarto, en mi sala, en mi coche, en… no protestar porque no se pare uno cuando cruzo una calle, aunque piense que es un imbécil, pensar se puede pensar de todo. No protestar si me aburro, hay ocasiones para hacer nada, es un privilegio. No protestar porque internet va lento, o porque no llega al rincón donde yo estoy. No protestar porque la comida se repite o no hay exactamente lo que me gusta, no decir estupideces ni topicazos de los países que no son el mío, no… Decían que el infierno está lleno de buenas intenciones, qué le vamos a hacer, el voluntariado occidental hay que sobrellevarlo con cierto arte.

 

Gracias a Dios por esta visita, a los congoleños y mozambicanos, a los hermanos y hermanas, a los cristianos de todo tipo. Hombres y mujeres que luchan por sobrevivir y por mejorar el futuro de sus familias y de su país. Terminamos con un test COVID para viajar, en un centro público. Entramos los dos a la vez, en la toma de muestras hay un señor con EPI, otro con papeles y otra sonriendo. Todos juntos nos bastonean la nariz hasta las entretelas.

 

Hemos puesto caras a las ideas, hemos enviado prejuicios a donde deben estar, lejos; hemos conocido un rincón del mundo que nos da una visión distinta de las cosas, una abundante tradición cultural y otra manera de ser creyentes. Como todos los lugares que vas conociendo un poco por dentro, la gente, esos rostros y sus cosas, te van robando el corazón. Recojo algo dicho por Ana Medina:

 

Cada segundo fue cierto y mereció la pena.

Has amasado el tiempo que me falta

para llegar a ti y comprenderlo.

Nada deja de ser, nada es olvido.

 

Los Pasarejos vuelven a casa, la misma azafata a la vuelta, pasarejos a Madrid. Ahí estamos, ahí seguimos.

Sunday, June 6, 2021

Dans l’Eucharistie, Je reçois la vie de Dieu

 

Par Maxime Menga sscc (R. D. Congo)


Ph 2, 9-11 : « … C’est pour quoi Dieu l’a souverainement élevé, et lui a donné le nom qui est au-dessus de tout nom, afin qu’au nom de Jésus tout genou fléchisse dans les cieux, sur la terre et dans les enfers, et que toute langue confesse, à la gloire de Dieu le Père, que Jésus-Christ est Seigneur ».



L’EUCHARISTIE EST LA NOURRITURE DE LA VIE

Jésus que nous recevons dans l’Eucharistie est un Dieu, il est plus Grand, élevé au-dessus de tout, devant Lui tout genou doit fléchir et toute langue doit confesser sa Grandeur qu’il est le Seigneur (le Roi de l’univers). Pourtant c’est un Dieu qui cache sa grandeur en s’emprisonnant dans les espèces « du pain et du vin » : Il se fait nourriture, pour nourrir sa vie en nous, nous transfigurer et donner à notre vie une beauté et un éclat. C’est en recevant « ce corps rompu et donné » que nos yeux s’ouvrent comme les disciples d’Emmaüs pour reconnaitre la Gloire et la Grandeur de Dieu et à cet instant toute notre vie brûle de sa présence (Lc 24, 31), et nous sommes élevés, nous aussi, dans sa grandeur : dans le concert des anges pour le louer et l’adorer. Cependant, si nous avons en nous la vie, c’est puisque Dieu nous fait vivre (Dt 32, 39), or, L’Eucharistie est le « pain de la vie », qui donne la vie au monde, il est donc la présence réelle et visible de Dieu : « Moi, je suis le pain de la vie. Celui qui vient à moi n’aura jamais faim ; celui qui croit en moi n’aura jamais soif » (Jn 6, 35) ; « Je suis le pain vivant qui est descendu du Ciel. Si quelqu’un mange de ce pain, il vivra éternellement ; et le pain que je donnerai, c’est ma chair, pour le salut du monde » (Jn 6, 51) ; « Amen, amen, je vous le dis : si vous ne mangez pas la chair du Fils de l'homme, et si vous ne buvez pas son sang, vous n'aurez pas la vie en vous » (Jn 6, 52). J’aime donc appeler L’Eucharistie « LA NOURRITURE DE LA VIE », la nourriture des vivants, de ceux qui vivent en Dieu et qui veulent le recevoir chaque jour dans leur vie. L’eucharistie est donc la VIE DU MONDE : car nous recevons celui qui est la VIE (Jn 11, 25 ; 14, 6) et qui vient nous donner la Vie (Jn 10, 10-11). Au détriment des autres nourritures qui se perdent (Cf. Jn 6, 27), l’eucharistie est la nourriture qui demeure éternelle, incorruptible en nous : «  Celui qui mange ma chair et boit mon sang demeure en moi et moi je demeure en lui… » (Jn 6, 56-57). Et celui qui croit en JESUS-EUCHARISTIE a la vie éternelle et ne mourra pas (Jn 3, 36 ; 6, 47.50.58), car il s’unit à celui qui est la VIE et porte en lui désormais ce qui est VIE, donc la « VIE MEME DE DIEU ».

L’EUCHARISTIE EST LA NOURRITURE QUI CONTIENT LES PROPRIETES DE DIEU

L’Eucharistie produit en nous ce que nous recevons. Qu’est-ce que nous recevons ? : Nous recevons La sainteté de Dieu, l’amour de Dieu et le Pardon de Dieu.

1.    La sainteté

C’est un corps Saint que nous recevons dans l’Eucharistie : voilà pourquoi ce sacrement est appelé SAINT SACREMENT. Notre Dieu est un Dieu Saint, qui nous invite à devenir SAINT comme Lui (Lv 11, 44-45 ; 19, 2 ; 1 P 1, 16), une nation Sainte, un peuple de Dieu, la race élue, le sacerdoce royal (1 P 2, 9). S’unir à Dieu dans l’Eucharistie est synonyme d’accepter de devenir Saint pour Lui (Lv 20, 26). Un Dieu Saint, ne peut pas habiter dans un corps impur : Voilà pourquoi l’Eglise nous demande toujours de nous préparer avant de recevoir le SAINT SACREMENT c’est-à-dire de vivre une pénitence et une réconciliation (avec nous-mêmes, avec les autres et avec Dieu). Car ce que nous recevons est plus Grand. Et dans l’admiration devant L’Eucharistie nous pouvons revêtir le sentiment des enfants d’Israël qui chantèrent ce cantique : « Qui est comme toi parmi les dieux, Seigneur ? Qui est comme toi, brillant de Sainteté, digne de louanges ? Ta grandeur est terrible et tes actions extraordinaires » (Ex 15, 11).


2.    L’amour

Si Dieu est amour et se définit comme amour (1 Jn 4, 8), il nous a montré son amour en nous donnant son propre fils (Jn 3, 16). Et ce dernier nous a montré la plus grande preuve d’amour de Dieu pour nous les hommes en devenant « Eucharistie » pour nous (pain rompu, livré pour nous, pour notre guérison et salut). Car : « il n’y a pas de plus grand amour que de donner sa vie pour ses amis » (Jn 15, 13). Il s’est offert, il a donné sa propre vie, ce qu’il a de précieux, pour nous, pour notre bien. Et comme nous le dit Saint Jean : «  il a toujours aimé ses amis qui sont dans le monde, et il les aima jusqu’à la fin » (Jn 13, 1). L’Eucharistie est donc LE SIGNE DE L’AMOUR DE DIEU POUR LE MONDE. Au plus profond d'elle-même, l’eucharistie est la réalité du Christ qui nous a aimés d'un amour fou et qui continue à aimer chacun de nous d'un amour vrai et particulier. Oui, l’amour a fait le premier pas, l’amour a pris chair de notre chair, l’amour est devenu nourriture, pour nous redonner une autre chance de s’unir à Dieu. Ainsi si l’amour vient de Dieu : le sacrement de l’Eucharistie, que nous recevons, nous REMPLIT D’AMOUR DEBORDANT DE DIEU et nous invite nous-aussi à laisser déborder en nous cet amour, à AIMER : « à nous aimer les uns les autres, car l’amour vient de Dieu, et quiconque aime est né de Dieu et connait Dieu » (1 Jn 4, 7). L’Eucharistie nous apprend donc l'amour total de Dieu et du Prochain.


3.    La miséricorde

Dans chaque messe, avant de recevoir la Sainte Eucharistie, après la prière « d’Agnus Dei », le Prêtre nous montre « l’hostie consacré » par ces paroles : « Voici  l’Agneau de Dieu qui ôte le péché du monde », et nous répondons : « Seigneur, je ne suis pas digne de te recevoir mais dit seulement une parole et je serais guéri ». Oui notre Dieu est un Dieu miséricordieux, lent à la colère et riche en bonté (Ps 103, 8 ; Ex 34, 6). « il n’est qu’amour et miséricorde », disait Ste Thérèse de l’Enfant Jésus. La miséricorde est l’être intime de Dieu, son cœur de Père, sa bienveillance envers nous. Elle est révélatrice du soin dont le Père entoure ses enfants : son cœur s’ouvre devant notre misère : il prend pitié de nous (miserere nobis), nous pardonne et nous guérit. Face à nos difficultés à aimer et à pardonner, Il vient lui-même combler nos manques et restaurer notre humanité malade, pécheresse et perdue. L’EUCHARISTIE EST DONC LA SOLUTION A LA MISERE DE L’HOMME ET DU MONDE. C’est le mystère d’un cœur rendu misérable par la misère de l’homme, nous dit Saint Thomas d’Aquin. De ce fait, l’Eucharistie, est le symbole d’un Dieu saisi aux entrailles par ma détresse, il vient à ma rencontre, à mon secours, il s’offre, pour me délivrer et me guérir. En prenant part à ce repas eucharistique, nous recevons donc le RECONFORT DE DIEU, SA SOLLICITUDE (son attention soutenue et affectueuse) A NOTRE MISERE. En communiant à ce « pain du ciel », nous sommes, nous aussi, invités à revêtir de la miséricorde de Dieu : « Soyez miséricordieux, comme votre Père Céleste est miséricordieux » (Lc 6, 35), car « Heureux les miséricordieux, ils obtiendront miséricorde (Mt 5, 7). Est miséricordieux, celui qui a un cœur sensible et attentif à la misère et souffrance de ses semblables : celui qui donne à manger à celui qui a faim, à boire à celui qui a soif, à vêtir celui qui est nu, à accueillir l’étranger, à assister les malades, à visiter les prisonniers (Cf. Mt 25, 35-36), à conseiller ceux qui sont dans le doute, à enseigner les ignorants, à avertir les pécheurs, à consoler les affligés, à pardonner les offenses etc. Ainsi dans sa propriété de la miséricorde, L’Eucharistie est PARTAGE ET VIE, c’est le pain du partage : « Prenez et mangez ». Elle nous apprend à partager (avec le misérable) : partager le Christ avec les autres. Je deviens ce que je reçois : c’est à-dire Je deviens Eucharistie pour les autres.


L’EUCHARISTIE EST LA NOURRITURE QUI NOUS RAPPELLE NOTRE HISTOIRE AVEC DIEU

Oui tout homme est une histoire sacrée pour Dieu. Et Dieu ne cesse d’intervenir dans notre histoire. Et notre histoire avec Dieu est une histoire du salut, de libération : Comme la paque Juive dans l’ancien Testament (Ex 12, 1-20), l’Eucharistie est le mémorial de la paques chrétienne (Mt 26, 26), le sacrement de la nouvelle et éternelle alliance. Par l’Eucharistie, Dieu se fait présent dans notre histoire. Il me rejoint dans ma réalité et situation misérable de la vie. Il palpe mes « 3 F » : la Fragilité, la Faiblesse et la Finitude de ma chair humaine. Et le contexte de la création de l’Eucharistie, en est une parfaite illustration, qui nous montre combien l’eucharistie est un repas approprié pour notre humanité, le repas dont nous avons besoin pour être GUERI, LIBÉRÉ et TRANSFORMÉ. C’est dans un contexte entouré :


1.     De Tentations (Mc 14, 32-42) : ou l’homme est incapable de veiller ou de passer 1h avec Dieu.

2.     De Trahison et de cupidité des richesses de ce monde (Lc 22, 3-6. 47-48 ; Mt 26, 14-16).

3.     De Violence et d’égoïsme (Jn 18, 10 ; Lc 22, 49-50)

4.     De Reniement (Mt 26, 70-74 ; Lc 22, 31-34. 54-62 ; Jn 13, 36-38).

5.     D’abandon et dispersion (Mt 26, 31.56b ; Jn 16, 32).


Que le Seigneur crée l’Eucharistie, se donne et s’offre, en réponse à une humanité blessé par le péché pour en faire de nous des créatures nouvelles, restaurer et renouveler nos vies. Il est vraiment l’Emmanuel dans notre histoire. Il n’est pas indifférent, insensible à mon histoire, au contraire il la transforme à une source de bien. Ainsi l’Eucharistie devient un MÉMORIAL de la mort et de la résurrection du Christ – « Faites ainsi en mémoire de moi » –, qui nous rappelle sans cesse l’action salvifique de Dieu dans notre histoire, sa présence perpétuelle dans son Eglise et dans le Monde.


L’EUCHARISTIE EST LA NOURRITURE A AIMER ET A DESIRER

Elle est un repas de la fête, un banquet céleste, le pain vivant descendu du ciel (Jn 6, 50-51) … Il n’y a que de la JOIE d’y prendre part. Comme le chante le Psalmiste : « Quelle Joie quand on m’a dit : nous irons à la maison du Seigneur » (Ps 122, 1). Oui, « Heureux sommes nous les invités au repas du Seigneur », nous le dit le Prêtre dans la messe. C’est avec joie  que nous prenons part à ce banquet qui unit l’Eglise Triomphante (Eglise céleste) à l’Eglise militante (Eglise terrestre) : car « Heureux celui qui aura part au banquet dans le royaume de Dieu » (Lc 14, 15), et l’Eucharistie en est déjà un avant-gout, un festin qui réunit les Anges, les Saints et les Hommes. Nous sommes les bienheureux d’être compté parmi les invités du Seigneur… ma joie est de répondre présent avec empressement et enthousiasme à cette invitation. « Être un invité de Dieu, dans le festin qu’il organise, est un privilège et honneur pour l’homme, qui ne peut pas se sauver de lui-même. Donc, Je ne peux jamais m’y absenter, ni trouver des excuses » (Cf. Lc 14, 16-24).


Qui aime Dieu, aimera l’avoir toujours en lui, et l’eucharistie c’est recevoir Dieu lui-même qui se donne en nourriture : « C’est mon corps, prenez et mangez. C’est mon sang, prenez et buvez » (Cf. Mt 26, 26-28). Comment n’est pas aimer et désirer un tel repas ? Ce qu’on aime on le désire toujours plus, et on meurt d’envie de le recevoir encore et toujours. En plus, c’est UN REPAS GRATUIT, que tu ne payes rien, mais pourtant tu reçois ce qui est plus Grand, ce qui ne se perd jamais : LA VIE MEME DE DIEU : « …Le pain que je donnerai, c’est ma chair, pour le salut du monde » (Cf. Jn 6, 51).


CONCLUSION

L'eucharistie est donc l'action et la présence d'un Dieu qui porte en lui la passion de l'homme et de sa vie. Elle est la naissance du Christ au cœur de l'homme et au cœur de l'univers avec la volonté de sauver cet homme.  Elle est présence du Christ au drame de l’histoire humaine :

·       Tout ce qu'il y a d'échec dans nos vies en vue d'un monde plus juste et plus humain, est transfiguré‚ dans le geste de la consécration du pain et du vin, au corps et au sang du Christ.

·       Tout ce qu'il y a de refus, de péché ou d'égoïsme dans la démarche de l'homme est brûlé au feu de l'Esprit.

Ainsi, tout dans la célébration eucharistique est expression d'un Dieu saint-amour-miséricorde qui n’a qu’une seule volonté de nous sauver. Sur ce, l’Eucharistie est donc l'aujourd'hui du Christ qui libère, ressuscite, guéri, et transforme.

Sunday, May 30, 2021

La triple sainteté de Dieu


Par Ben Expédit Kumongo sscc (Afrique)


Au sujet la sainteté de Dieu le prophète Isaïe clame : « ils se criaient l’un à l’autre et disaient : Saint, saint, saint est l’Eternel des armées. Toute la terre est remplie de sa gloire (Isaïe 6,3 ; Apocalypse 4,8).  Le Dieu trois fois Saint est unique (Deutéronome 6,4). Il se manifeste en nous par trois personnes  Jean 14,16 : « je prierai le père et il vous donnera un autre consolateur, enfin qu’il demeure éternellement avec vous ». Le père dans sa majesté est saint et est Dieu (1Cor 8, 4). Le fils dans son état, il est fils et il est Dieu. L’esprit dans sa condition il est Saint et il est Dieu.

Les trois actions de la trinité :

·       La création : le père se manifeste de façon exceptionnelle dans la création et le gouvernement de l’univers

·       Le salut : le fils se manifeste plus exceptionnellement dans l’œuvre du salut et continue à sauver tous les hommes de tous les âges qui croiront en lui.

·       L’église : le Saint Esprit agit très manifestement dans la mission de fonder et de guider l’église.

La spiritualité trinitaire :

Croire que Dieu est unique en trois personnes a des conséquences dans notre mode d’être église.

·       Nous faisons tout au nom du père, du fils et du Saint Esprit :

·       Nous pousse à la collaboration et interdit la solitude

·       Consacre la croix comme signe de la sainte trinité

·       Consacre le salut comme la mission et l’objectif principal de la Sainte trinité

·       Il nous présente le triple style de la sainte trinité : le père s’est incarné, le fils s’est humilié, l’Esprit Saint s’est fait langue de feu.

Que veut dire tout faire au nom de la Trinité

Tout faire au nom du père c’est imiter l’action du père créateur. Que chaque action posée au nom du père s’inspire de l’action créatrice du père qui fait tout pour faire jaillir un nouveau monde où il n’ya pas d’obscurité. Tout faire au nom du fils, c’est vivre pour sauver le monde en leur apportant l’évangile, la manière chrétienne de faire. La motivation de notre action devient la libération du tierce. Tout faire au nom du Saint Esprit c’est faire tout sous la conduite du Saint Esprit, en lui étant soumis. C’est à dire les émotions et les sentiments  humains ne prendront plus le dessus sur la maitrise et la sagesse qu’inspire l’Esprit Saint.

Nous adorons un Dieu qui agit en équipe

Si notre Dieu vit et agit en équipe il nous envoie en mission en équipe de douze, et mieux, deux à deux. Il veut bannir en nous la tendance de mettre les autres à l’écart. Mais à cultiver « le slogan : je compte sur toi, je fais avec toi. » le sage dit : Si tu veux aller vite va seul, si tu veux aller loin, va avec les autres. Pour aller loin Dieu a consulté et a associé les autres dans l’œuvre de la création : Faisons l’homme à notre image (Genèse 1, 26).

QUATRE OUTILS DE COLLABORATION EN FAMILLE

·       Faites de votre famille une équipe où la vie devient semblable à un jeu. Car dans un jeu les choses se font de façon détendue et les fautes ne sont pas cause d’inimitié.

·       Faites de votre femme et des vos enfants vos collaborateurs, qui sont informés d’au moins 80 % de ce que vous faites

·       Créé une bonne ambiance, souriez, faites confiance, sachez  vous récompenser et vous  encourager (estimez) vous mutuellement, apprenez l’humilité et le pardon en étant humble et en pardonnant

·       Pousser au travail et créé un climat de travail et de formation enfin ayez un agir pédagogique. c'est-à-dire partagez les responsabilités le plus tôt possible et laisse chacun apprendre de ses erreurs, intervenez et parlez peu.

En conclusion, la spiritualité trinitaire nous présente une équipe du Père, du Fils et de l’Esprit Saint. Cette équipe a remporté une triple victoire : victoire de l’amour sur la haine, victoire de la vie sur la mort et la victoire de la sainteté sur le péché. La célébré c’est s’inspirer d’elle pour vaincre tous les défis qui sont nôtre.

Thursday, May 13, 2021

El empeoramiento de la crisis de la pandemia del COVID-19 en India / The Worsening Crisis of COVID – 19 Pandemic in India



El empeoramiento de la crisis de la pandemia del COVID-19 en India

La crisis. El empeoramiento de la situación de la segunda ola de la pandemia de COVID-19 en la India es alarmantemente preocupante. Ha habido informes de millones de casos de pacientes infectados por Covid cada 24 horas, tanto en zonas urbanas como rurales de la India. Los hospitales y centros de salud en toda la India se quejan ante los gobiernos central y estatales de la aguda escasez de camas de hospital, ventiladores, oxígeno, vacunas, medicamentos y equipos médicos, mientras millones de pacientes ingresan en hospitales y centros de salud jadeando por la vida. Se informa que cada 24 horas miles de pacientes mueren tanto en hospitales como en hogares. Los crematorios y cementerios en toda la India, particularmente en las grandes ciudades, se ven abrumados por las piras ardientes y los entierros de cadáveres a toda hora del día. También hay informes de médicos y trabajadores de la salud que se han infectado y han muerto en el proceso de salvar la vida de sus pacientes. El desarrollo de toda la crisis de salud en la India parece más sombrío y perturbador cada día que pasa.  

En el momento en que estoy documentando este artículo, India tiene 23.340.938 casos de infectados; 19.382.642 casos de pacientes recuperados; 3.704.099 casos activos; 254.197 muertes; con 348.421 infecciones y 4.205 muertes diarias, superando a Brasil y Estados Unidos. Se informa que, a nivel mundial, uno de cada cinco pacientes activos se encuentra en la India. ¡Esto da miedo!

Además, hay miles de casos infectados y cientos de muertes que no se declaran en las zonas rurales de la India, porque en sus informes los principales medios de comunicación se centran solo en las grandes ciudades y pueblos. Los expertos dicen que las infecciones diarias se están disparando en el campo indio, donde tienen una infraestructura de salud muy deficiente o ninguna; donde hay algunos pocos médicos o ningún médico. Las familias pobres y vulnerables están perdiendo a sus seres queridos debido a la falta de instalaciones de salud disponibles allí. Como dice alguien que perdió a su ser querido en una aldea: "¡es un infierno ahí!" Si esto no se contiene de manera efectiva, la India estará al borde de una catástrofe humanitaria y económica total que afectará directamente las vidas y los medios de subsistencia de la mayoría de las personas pobres y vulnerables de las zonas rurales.


Inacción del gobierno y mala gestión.  En esta crisis de salud existencial en India, la segunda ola de coronavirus ha mostrado por completo el colapso total del sistema de salud indio y su infraestructura. La gente “se siente traicionada y fracasada por los responsables públicos y los políticos”. La gente “se siente traicionada y fallada por el gobierno”, que no aprendió ninguna lección de la primera ola del coronavirus en 2020. El gobierno fracasó completamente en dar prioridad a la construcción de infraestructura de salud y en pensar “poner en marcha un plan de contingencia para la segunda ola”. Como ciudadanos, la gente simplemente se siente enojada y traicionada "por la insensibilidad y la sordera" y la total negación de la actual crisis de salud por parte del gobierno.

Se supo que los científicos médicos ya habían dado una advertencia a principios de marzo de 2021 de que se avecinaba la segunda ola de Covid-19, pero el gobierno no hizo caso de la advertencia; en cambio, se permitió dedicarse más a la gestión de los titulares de prensa y a crear una percepción positiva sobre el gobierno que a la construcción de la paralizante economía y a la infraestructura sanitaria, ya afectadas por la primera ola de coronavirus y, por tanto, preocuparse así de salvar vidas. Incluso en medio de signos evidentes de la segunda ola de coronavirus que azotaba el país, el gobierno se complacía en mítines electorales abarrotados en diferentes estados para las elecciones de abril de 2021, para asambleas legislativas y panchayat (consejos locales), y permitieron grandes reuniones religiosas multitudinarias en el Ganges (Kumb Mela), que fueron considerados por los expertos como los "super propagadoras" del virus.

Cualquier crítica constructiva, nacional o internacional, sobre el fracaso del gobierno en el manejo del creciente número de casos infectados, de el creciente número de muertes y la aguda escasez de camas de hospital, ventiladores, oxígeno, vacunas y medicamentos y equipos médicos que salvan vidas, fue recibida con contra narraciones y con defensas. En lugar de rendir cuentas y asumir la responsabilidad de su incapacidad para contener la propagación del virus, el gobierno de la India ha estado "trasladando el problema a los gobiernos estatales". Hasta el día de hoy, el gobierno de la India todavía "permanece en el negacionismo y la mala administración", como si no tuviera la responsabilidad de su mala gestión de la actual crisis humanitaria y de salud de los ciudadanos que la sufren.

Intervenciones positivas. Afortunadamente, en lugar de permanecer mudos como espectadores de todos los dramas y excusas del gobierno, los Tribunales Superiores (estatales), uno tras otro, y ahora la Corte Suprema de la India, están interviniendo fuertemente y haciendo que el gobierno central y los gobiernos estatales rindan cuentas y asuman responsabilidades y sean transparentes en el manejo de la crisis de salud con una distribución equitativa de suministros médicos, equipos y oxígeno a los gobiernos estatales y a los hospitales. Aunque las intervenciones de los poderes judiciales pueden haber sido una llamada demasiado tardía, no obstante, hay un rayo de esperanza de salvar muchas vidas de la muerte y la quema de piras.

En respuesta a la abrumadora y catastrófica crisis de salud en India, ha habido una avalancha de ayudas internacionales para contener el virus y salvar tantas vidas como sea posible. Esto es algo que el gobierno de la India no querría, ya que va en contra de la proyección de su imagen egoísta como “Vishva Guru” (líder mundial) en la lucha contra el coronavirus durante la primera ola. Sin embargo, al darse cuenta de manera encubierta de su fracaso, incompetencia y mala gestión de la crisis, el gobierno se ha visto obligado a aceptar este tipo de ayudas internacionales. También ha habido ciudadanos individuales y organizaciones sociales con buena voluntad y con un gran corazón que se han presentado con ayudas para salvar vidas de pacientes y dar entierros dignos / funerales a los muertos. Cuando el sentido de "humanidad" parece perderse en los ojos y el corazón del gobierno, los "buenos samaritanos" todavía están ahí afuera con grandes corazones que nos recuerdan con sus acciones que "la humanidad importa".

Advertencia y crisis humanitaria. Los expertos médicos también han estado advirtiendo que podría haber una tercera ola de coronavirus que podría ser más grave aún. Por lo tanto, la India debe prepararse para tal eventualidad. Advertidos por los expertos en salud nacionales e internacionales sobre la gravedad del coronavirus en la India y sobre las consecuencias de la incapacidad de la India para contener la propagación del virus a otras ciudades, y en particular a las zonas rurales de la India, los respectivos gobiernos estatales han comenzado a imponer encierros.

Algunos activistas sociales y economistas del país advierten que tales cierres provocarán una vez más una inmensa crisis humanitaria y económica para los trabajadores pobres (trabajadores migrantes de aldeas y jornaleros en las ciudades) “que ya son los que más están sufriendo la actual crisis de hambre y desempleo debido al cierre y la pandemia de Covid-19” en la primera ola. Como consecuencia de los cierres provocados por la segunda oleada de Covid-19, estos trabajadores migrantes en las ciudades ya están haciendo un éxodo hacia sus aldeas y los jornaleros en las ciudades están perdiendo una vez más sus trabajos y sus medios de vida. Existe el temor de que, debido al impacto de la pandemia, todo el país se encuentre en "las garras de una inmensa crisis humanitaria", no solo de salud sino también de problemas económicos y de medios de vida que llevarán a los pobres del país a una mayor pobreza, al hambre, la inanición y la muerte. Esto es algo de lo que el gobierno de la India debe tomar nota y comenzar a tomar medidas proactivas y ejecutar planes de acción para detener la crisis.


Respuesta de la Congregación a la crisis. La Congregación de los Sagrados Corazones en la India, a través del Instituto de Desarrollo Social Damien (DSDI), no tiene los recursos financieros y humanos, ni la experiencia médica y técnica para llegar directamente a los pacientes de Covid-19. Sin embargo, con todos los recursos financieros y humanos que tenga, la Congregación a través del Instituto de Desarrollo Social Damien (DSDI) planea abordar los impactos económicos indirectos y en los medios de vida de los grupos pobres y vulnerables en los lugares donde estamos presentes. También planeamos trabajar en red con otras organizaciones siempre que sea posible para apoyar directamente a las personas afectadas por Covid-19 e indirectamente para apoyar a las personas pobres y vulnerables afectadas por la pandemia.

En Kolkata (Calcuta), ya estamos trabajando en colaboración con la organización “Kolkata Mary Ward” (KMW) de las religiosas de Loreto, en un programa de alimentación para 200 pacientes de Covid-19, en un centro Covid administrado por el gobierno, durante un mes. Se ha pedido a las otras comunidades pastorales y de formación inicial de la Región que preparen planes de acción para llegar a las personas pobres y vulnerables cuyas vidas y medios de subsistencia se han visto afectados por la crisis pandémica en curso. El Instituto de Desarrollo Social Damien (DSDI) ha elaborado un “Programa de Ayuda y Rehabilitación Covid-19” para las personas pobres y vulnerables a las que sirve, un plan de acción integral de un año de duración, con actuaciones de modo inmediato, y a mediano y largo plazo. El programa de socorro y rehabilitación incluye: (1) distribución de emergencia de raciones de comida, mascarillas y desinfectantes; (2) una serie de “campos” de concienciación médica y sanitaria sobre la pandemia entre los pobres y las personas vulnerables, para que estén mejor equipados y tomen medidas de protección para estar seguros; (3) empoderar a las personas pobres y vulnerables, en particular las que han perdido su trabajo y sus medios de vida, para que sean autosuficientes a través de programas de rehabilitación; y (4) apoyo educativo a los hijos de las personas pobres y vulnerables cuya educación se ha visto afectada y ya no pueden volver a la escuela.

La Congregación de los Sagrados Corazones de la India quisiera sumar y aportar “una gota de agua en el mar de la inmensa crisis humanitaria” desatada por la segunda ola de la pandemia de Covid-19. Por supuesto que podemos hacerlo con tu colaboración y apoyo económico. ¡Por eso, buscamos su apoyo! Únanse a nosotros en esta “misión de misericordia” para ayudar a nuestras personas pobres y vulnerables que están “en el último lugar” de la crisis de desempleo y hambre debido a los impactos de la pandemia Covid-19 en curso. Su apoyo y colaboración en esta misión serán agradecidos. ¡Gracias y que Dios te bendiga!

Alexis Nayak, ss.cc.

Director del DSDI / Director de desarrollo

Instituto Damien de Desarrollo Social (DSDI)

Bhubaneswar - Odisha.


12 de mayo de 2021



The Worsening Crisis of COVID – 19 Pandemic in India

The crisis:  The worsening situation of the second surge of COVID – 19 pandemic in India is alarmingly worrisome.  There have been reports of millions of Covid infected cases of patients both in urban and rural India in every 24 hours.  Hospitals and healthcare centres across India are complaining to the central and state governments of acute shortage of hospital beds, ventilators, oxygen, vaccines, life-saving medicines and medical equipment as millions of patients pour into hospitals and healthcare centres gasping for life.  Thousands of patients are reported to be dying both in hospitals and at homes in every 24 hours.  Crematoriums and burial grounds across India, particularly in large cities, are overwhelmed by the burning pyres and burials of dead bodies each passing hour of the day. There are also reports of doctors and health workers getting infected and dying in the process of saving the lives of their patients.  The unfolding of the whole health crisis in India looks very grim and disturbing each passing day.


By the time I am documenting this piece of article, India has now 2,33,40,938 infection cases, 1,93,82,642 cases of recovery, 37,04,099 active cases and 2,54,197 deaths with daily infections of 3,48,421 and 4,205 deaths overtaking Brazil and USA. It is reported that globally one out of five active patients is in India.  This is scary! 


Besides, there are thousands of infected cases and hundreds of deaths that go unreported from rural India because in their reporting the leading media focus only in the large cities and towns.  Experts are saying that daily infections are shooting up in the Indian countryside where they have a very poor health infrastructure or none at all; where there are a few doctors or no doctors at all.  Poor and vulnerable families are losing their loved ones to deaths without any health facilities available there.  As someone who lost his loved one in the rural village says, it’s “a hell out there!”  If this is not contained effectively, India will be in the brink of total human and economic catastrophe directly impacting the lives and livelihood of majority of rural poor and vulnerable persons.   


Government inaction and mismanagement: In this existential health crisis in India, the second wave of coronavirus has completely exposed the total collapse of Indian healthcare system and its infrastructure.  People “feel betrayed and failed by the policy makers and by politicians”.  People “feel betrayed and failed by the government” that did not learn any lesson from the first wave of the coronavirus in 2020. The government completely failed in giving any priority to building health infrastructure and in thinking “to put in place a contingency plan for the second wave”.  As citizens, people just feel angry and betrayed “at the callousness and the tone deafness” and the complete denial of the existing health crisis by the government.


It has come to be known that expert medical scientists had already given a warning early in March 2021 that the second wave of Covid – 19 was coming, but the government took no heed of the warning; instead it indulged more in focusing on managing headlines and building perception about the government than on building the crippling economy and health infrastructure already caused by the first wave of coronavirus, and thus on saving lives.  Even in the midst of glaring signs of the second wave of coronavirus striking the country, the government was indulging itself in crowded electioneering rallies in different states that went to assembly and panchayat polls in April 2021 and allowed large crowded religious gatherings in the Ganges (Kumb Mela) which were considered by experts to be the “super spreaders” of the virus.

Any constructive domestic or international criticisms of the government’s failure in handling and managing the rising numbers of infected cases, the rising numbers of deaths and the acute shortage of hospital beds, ventilators, oxygen, vaccines and life-saving medicines and medical equipment were met with counter narratives and defences.  Instead of being accountable and owning up the responsibility of its failure to contain the virus from spreading, the government of India has been “shifting the problem on to the state governments”. Until today, the government of India still “remains in denialism and maladministration” as if it has no accountability of its mismanagement of the current human and health crises to its suffering citizens. 


Positive Interventions: Thankfully, instead of remaining mute spectators to the whole dramas and excuses of the government, High Courts after High Courts, and now the Supreme Court of India, are coming heavily on and holding the central government and the state governments to accountability and transparency in managing the health crisis with an equitable distribution life-saving medical supplies, equipment and oxygen to the state governments and to the hospitals.  Although interventions of the judiciaries may have been too late a call, nonetheless there is a ray of hope of saving many lives from death and burning pyres.        


In response to the overwhelming and the catastrophic health crisis in India, there has been a pouring in of international aids to contain the virus and to save lives as much as possible. This is something which the government of India would not want as it goes against the projection of its ego image as “Vishva Guru” (World Leader) in fighting against the coronavirus in the first wave.  However, covertly realizing its failure, incompetence and mismanagement of the crisis, the government has been forced to accept such international aids. There have also been individual citizens and social organizations with good-will and with big hearts coming forward with aids to save the lives of the patients and to give dignified burials/funeral of the dead. When a sense of “humanity” seems to be lost in the eyes and heart of the government, “good Samaritans” are still out there with big hearts who remind us with their actions that “humanity matters”.

Warning and Humanitarian Crisis:  Medical experts have also been warning that there might be the third wave of coronavirus coming which could be more serious.  Therefore, India needs to prepare for such an eventuality.  Warned by the domestic and international health experts about the seriousness of the coronavirus in India and about the consequences of India’s failure to contain the virus from further spreading into other cities, and particularly into the rural villages in India, the respective state governments have started imposing lockdowns. 


Some social activists and economists of the country are warning that such lockdowns will once again bring about an immense humanitarian and economic crisis to the working poor (migrant workers from rural villages and daily wage labourers in the cities) “who have already been at the receiving end of the on-going hunger crisis and joblessness due to the lockdown and the Covid – 19 pandemic” in the first wave.  As a consequence of the lockdowns due to the second wave of Covid – 19, these migrant workers in cities are already once again making an exodus to their rural villages and the daily wage labourers in the cities are once again losing their jobs and their livelihood.  There is a fear that due to the impact of the pandemic, the whole country will be in the “grip of an immense humanitarian crisis” not only of health but also of economic and livelihood distress which will lead the poor of the country to poverty, hunger, starvation and death.  This is something the government of India must take note of and start taking proactive measures and action plans to arrest the crisis from happening.

Response of the Congregation to the Crisis:  The Congregation of the Sacred Hearts through Damien Social Development Institute (DSDI) in India does not have the financial and human resources, and medical and technical expertise to directly reach out to the Covid – 19 patients and support them.  However, with whatever financial and human resources it does have, the Congregation through Damien Social Development Institute (DSDI) plans to address the indirect economic and livelihood impacts of the pandemic on the poor and vulnerable groups of people in the places where we are present.  We also plan to work in networking with other organizations whenever it is possible to directly support the persons affected by Covid – 19 and to indirectly support the poor and vulnerable persons impacted by the pandemic.


In Kolkata, we are already working in collaboration with the Kolkata Mary Ward (KMW) organization of Loretto Sisters in feeding program to feed 200 Covid – 19 patients in a government run Covid centre for one month.  Other pastoral and formation communities of the Region are being asked to prepare action plans of reaching out to the poor and vulnerable persons whose lives and livelihood have been affected by the on-going pandemic crisis.  Damien Social Development Institute (DSDI) has drawn up a one year comprehensive immediate, medium term and long term action plan of Covid – 19 Relief and Rehabilitation Program for the poor and vulnerable persons with whom it has been in service. The relief and rehabilitation program includes: (1) emergency distribution of ration, masks and sanitizers; (2) a series of medical and health awareness camps about the pandemic among the poor and vulnerable persons so that they are better equipped take protective measures to be safe; (3) empowering the poor and vulnerable persons, particularly who have lost their jobs and livelihood, to be self-reliant through rehabilitation programs; and (4) educational support to the children of the poor and vulnerable persons whose education has been affected and can no longer go back to schools.

The Congregation of the Sacred Hearts in India would like to add and contribute “a drop of water into the sea of the immense humanitarian crisis” unleashed by the second wave of Covid – 19 pandemic.  Of course, we can do it with your collaboration and financial support. Therefore, we seek your support! Please join us in this “mission of mercy” to come to the aid of our poor and vulnerable persons who are “at the receiving end” of the crisis of joblessness and hunger due to the impacts of the on-going Covid – 19 pandemic.  Your support and collaboration in this mission will be gratefully appreciated.  Thank you and God bless you!  

Alexis Nayak, ss.cc.

DSDI Director/Development Director

Damien Social Development Institute (DSDI)

Bhubaneswar – Odisha.


12th May 2021