Friday, December 27, 2013

ENCUENTRO EN TORNO A LOS VOTOS PERPETUOS, Colombia (II) 


DOMINGO 22 DE DICIEMBRE

El día amaneció y la tormenta con la que nos fuimos a la cama continuaba asediando nuestra tranquila estancia en Chinauta. Nos reunimos temprano en la capilla como cada día, pero en esta ocasión en lugar de la oración laudes celebramos la Eucaristía, presidida por Paco Egea y acompañado por Pablo Márquez, que ejerció de diácono. En su homilía quiso destacar a la figura de San José como modelo para nosotros en Adviento y en nuestra vida. Por eso recordó que la Congregación tiene en él a uno de sus patrones mayores.

Tras el desayuno Arley presentó el trabajo de la mañana, que giró en torno a un artículo de Ciro García ocd (Mística y Profecía. Un estilo de vida y nuevos areópagos). Dispusimos de un tiempo de lectura y trabajo personal, pero debido a la lluvia no pudimos disfrutar de los espacios exteriores de la casa para retirarnos. Tras una breve pausa las comunidades se reunieron para compartir el trabajo personal. En general las impresiones fueron buenas. Aunque el artículo no resultase especialmente novedoso fue un buen pretexto para un fructífero diálogo fraterno. En él afloraron vivencias personales pero también se llevó a cabo un análisis de la vida religiosa de la Congregación desde nuestras experiencias en cada provincia. En lo que todos de acuerdo fue en que no podemos ser religiosos hoy en día sin una honda experiencia espiritual que beba de la fuente de nuestro carisma. Solo así es posible llegar a ser verdaderamente significativos en nuestra sociedad, es decir, ser signos proféticos o, dicho con términos más evangélicos aún, ser sal para el mundo.

Como hoy ha sido el día del Señor, en la tarde no había trabajo programado. Cada uno pudo gestionar este tiempo libre como quiso. Así algunos salieron fuera y visitaron el pueblo de Fusagasugá. Se trata de una pequeña población, sin mucho interés turístico, pero bastante animado por el comercio en estos días previos a la Navidad. Otros prefirieron tener una sesión de cine de terror. El título del film -poco piadoso- era Arrástrame al infierno. Quienes lo vieron no lo recomiendan para días de retiro espiritual, pero sí para jornadas de descanso en las que apetezca ver una película entretenida. Finalmente unos pocos escogieron la opción de echarse una buena siesta y dedicarse a la lectura (suponemos que espiritual).

Antes de la cena, el grupo en diáspora se volvió a reunir en la capilla para tener una adoración en la que se leyeron algunos números de nuestras Constituciones y de la Regla de Vida. No obstante cabe destacar que en las adoraciones que hemos tenido hasta el momento ha primado el tiempo de silencio y que esto está siendo bien valorado por los hermanos.
Y al fin el día termina en calma. Los hermanos han descansado y la tormenta ha arreciado. Nos despedimos hasta mañana dando gracias a Dios por el día transcurrido.



LUNES 23 DE DICIEMBRE
El pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz”.
El verano colombiano continúa haciendo haciéndose notar con una sorprende lluvia que por momentos a lo largo del día fue tormenta. Pero lo más llamativo fue la espesa niebla que nos envolvió al amanecer. En medio esta espesura comenzamos celebrando la eucaristía, presidida en este caso por Arley. Los hermanos españoles animaron la celebración con los cantos. Cabe señalar que normalmente su desconocimiento del cantoral latinoamericano les limita a la hora de participar en la animación litúrgica. En esta ocasión fueron algunos de nuestros hermanos latinoamericanos los que se vieron limitados. Como dice el refrán: “hoy por ti, mañana por mi”.

León Silva y Elí Perdomo
Después del desayuno contamos con la presencia entre nosotros de Eli Perdomo sscc, antiguo Superior Regional y primer Viceprovincial de Colombia, que actualmente trabaja en la parroquia Santa María de la Luz en el sur de Bogotá. El equipo de formadores tuvo a bien invitarle para que compartiese su testimonio de vida en el marco de tema que centraba la mañana: “Identidad Sagrados Corazones”. De manera sencilla y con mucha cercanía sus palabras hablaron de la necesidad de adaptarse a la realidad, que es dinámica y que no siempre nos pilla preparados, así como de la disponibilidad y el deseo de dar la respuesta más evangélica posible a los desafíos que se nos presentan. En el diálogo posterior a su testimonio los hermanos expresaron su agradecimiento por la generosidad a la hora de compartir su experiencia.

Concluimos la mañana con una presentación por parte de Raúl sobre la vida religiosa y el ministerio ordenado. Junto con un esquema y algunas preguntas se entregó un documento con citas del último Capítulo General en las que se hace alusión al ministerio ordenado en la Congregación. Para trabajar todo esto se dispuso de un tiempo de reflexión personal tras el almuerzo.

A las 17h nos reunimos en sesión plenaria para compartir las conclusiones a las que cada uno había llegado. Esta vez los hermanos ya ordenados participaron más activamente y fueron compartiendo su experiencia tanto en la preparación inmediata a las ordenaciones como en el ejercicio posterior del ministerio. No obstante los que no han sido ordenados también expresaron sus inquietudes al respecto. De este interesante diálogo podemos desatacar la conciencia compartida por todos de que hoy en día es necesario que la vocación ministerial no sea un mero añadido a la vocación a la vida religiosa, pero tampoco podemos incurrir en el error de que el ministerio eclipse lo propio de la consagración religiosa. El desafío está en encontrar el equilibrio entre estos dos polos que a veces pueden entrar en tensión. Para ello parece fundamental que ya desde la formación inicial se planee algunos temas relacionados con el sacerdocio, de forma que los hermanos en formación puedan tener herramientas para discernir su vocación a la vida sacerdotal y, en tal caso, integrarla como parte esencial de su vocación a la vida religiosa. 

Finalmente, después de la cena y un breve tiempo de distensión en el que algunos han estado cantando villancicos, el grupo se reunió para comenzar un tiempo de adoración continua que se prolongará durante la noche.



MARTES 24 DE DICIEMBRE
Tal y como anunciamos en la crónica anterior, la noche transcurrida entre el lunes y el martes de esta semana ha sido especial en nuestro encuentro. Aunque no estaba programada de inicio, la inquietud de los formandos desembocó en la propuesta de una adoración continua durante una noche. Los hermanos en formación y los formadores se distribuyeron los turnos de cuarenta minutos por sorteo y la adoración se prolongó desde las 21h hasta las 7h30 de la mañana siguiente. Cabe señalar que nadie se quedó dormido y todos participaron de esta iniciativa tan propia de nuestro carisma, que nos une a los demás hermanos y hermanas de la Congregación y que supone un ministerio específico para nosotros.


El trabajo de la mañana giró en torno a una propuesta de Martín sobre los desafíos de las nuevas generaciones Sagrados Corazones. En su intervención puso el acento en la importancia de mantenerse fiel al carisma heredado pero siendo capaces de actualizarlo en las realidades concretas en las que nos hallamos. Los hermanos participaron activamente en el diálogo posterior, que fue un reflejo de las inquietudes personales de cada hermano a la hora de mirar hacia el futuro. Algunos de los platos fuertes del diálogo fueron la necesidad de actualizar la comprensión y la concreción de la “reparación”, las relaciones entre hermanos y hermanas y la posibilidad de trabajo conjunto con otras congregaciones. Claro está, la discusión no se agotó, pues es evidente que se trata de un tema interesante y que da para mucho más.

Tras el almuerzo y un pequeño descanso el grupo se puso en camino de vuelta a Bogotá. El equipo de formadores propuso pasar la Nochebuena junto con las comunidades a las que la Congregación atiende en la capital colombiana. Por esa razón los hermanos se distribuyeron en dos sectores: unos fueron junto con la comunidad que trabaja en las colinas del sur de Bogotá en los sectores de “San Blas” y “20 de julio”; mientras que los otros se desplazaron hasta la parroquia San Antonio de Padua, que tiene tres capillas en los sectores llamados “Diamante”; “Planadas” y “Porvenir”. La experiencia resultó muy grata para todos. La acogida de las personas de las distintas comunidades fue muy calurosa y cercana, y los hermanos agradecieron poder compartir una eucaristía tan señalada con la gente más pobre y sencilla.
Luego cada uno de los grupos continuó la celebración del nacimiento del Niño Jesús con la cena y cantando villancicos.


MIÉRCOLES 25 DE DICIEMBRE
Cada grupo amaneció en el sector donde había celebrado la Misa de Gallo. El punto de reunión fue la comunidad de la parroquia de San Antonio de Padua. Allí los hermanos ofrecieron un copioso desayuno al estilo paisa y pudieron cantar el “Cumpleaños Feliz” a Jesús Fabián, hermano colombiano de votos temporales.

El plan del día consistía en una visita a la Catedral de Sal, situada en el municipio de Zipaquirá, a una hora en coche de Bogotá. La Catedral de Sal, para quien no la conozca, tiene la peculiaridad de estar bajo tierra. Se trata de una antigua mina de sal situada a unos 2600 metros sobre el nivel del mar, pero este terreno hace millones de años estaba bañado por el mar. La mina dejó de ser explotada hace unos años y entonces se adecuó para albergar un templo cristiano, donde el recinto está hecho con piedra de sal. La guía turística fue explicando con detalle toda la visita y los hermanos pudieron hacerse fotos y maravillarse ante la que ha sido designada como “Primera Maravilla de Colombia”.

Después de esta experiencia Arley buscó un lugar típico en el que poder almorzar por un precio económico. Durante la comida pudimos disfrutar de la actuación de una agrupación de música andina. Luego dimos una pequeña vuelta por el pueblo y degustamos un helado en la Plaza de la Independencia.

El camino de vuelta se hizo largo, pues fueron cerca de tres horas de coche. Los hermanos llegaron cansados a la casa donde se está celebrando el encuentro, pero contentos por la experiencia de estos dos días y con el espíritu renovado y preparado para la jornada de retiro que tendrá lugar mañana. Con el día de hoy sobrepasamos el Ecuador del encuentro. Seguiremos contando en primicia el día de día de este singular grupo de jóvenes sscc desde Chinauta.



JUEVES 26 DE DICIEMBRE
La fiesta del protomártir San Esteban ha sido el marco para la segunda jornada de retiro que hemos podido disfrutar en nuestro encuentro. La casa de ejercicios en la que nos hallamos se transformó por un día en una pequeña abadía benedictina regida por el silencio.

El pasaje de los Hechos de los Apóstoles del martirio de Esteban nos introdujo en la oración de la mañana, tras la cual comenzamos el tiempo de silencio, que, claro está, se extendió al comedor.
Martin ofreció una primera pauta la oración en la que nos dio a conocer la figura de Madeleine Delbrêl, una mujer francesa de principios del siglo XX que gozó de una profunda experiencia de Dios, que podemos resumir en la siguiente cita:
“Entonces encontré a Dios, o más bien, al orar me di cuenta que Dios me encontró a mi y que Él es una realidad viviente y que se le puede amar como se ama a una persona”

El grupo dispuso de unas horas de oración personal, que concluyeron con una pequeña oración en común previa al almuerzo. La segunda motivación que ofreció Martín tuvo lugar por la tarde y en ella se valió de la experiencia mística de las conocidas como “mujeres de Helfta”, tres monjas alemanas que vivieron en el siglo XIII. Ninguno de los formandos conocía la obra de estas tres mujeres, lo cual denota la sana curiosidad y pratriotismo de nuestro padre predicador. Resultó interesante el modo en que estas tres místicas expresan con variedad de imágenes su experiencia de Dios. En el tiempo de oración pudimos detenernos en una gran cantidad de citas que Martín nos proporcionó.

Con la Eucaristía concluyó el día de retiro. En la predicación, centrada en el testimonio de San Esteban, se destacó el hecho de que, así como los discurso exigen una preparación, los testimonios, no; sino que brotan espontáneamente, como expresión de lo que uno vive en el interior.


Con esta jornada finaliza la segunda semana de este encuentro en Chinauta -que no se corresponde con una semana natural-. Nos aproximamos, por tanto, a la recta final. 

No comments:

Post a Comment