Wednesday, March 2, 2016

ENCUENTRO DE PREPARACIÓN A LOS VOTOS PERPETUOS de las hermanas SSCC de AMÉRICA LATINA



La Conferencia de América Latina ha organizado un encuentro de preparación a los votos perpetuos, en Viña del Mar, Chile, del 15 de diciembre del 2015 al 15 de febrero del 2016.

El objetivo general ha sido propiciar un tiempo fuerte de interiorización, reflexión y oración que ayude a recoger lo vivido durante los años de formación inicial, y proyectarse a los compromisos definitivos en la Congregación. Coordinan este encuentro las hermanas Celsa Medina, de Paraguay y Marta Montesinos de Chile.

Participaron un total de seis hermanas de votos temporales de diferentes países de América Latina: Jeanneth Rocío Molina Altamirano, del Ecuador, Amelia Mera Silva, de México, Nélida Condori Calle, de Bolivia, Paola Cristina Reyes Meza, Paraguay, Graciela Garay de Chile y Benita Calderón de Perú.

Con mucho cariño y sencillez les compartimos nuestra experiencia al terminar nuestro programa.


1º bloque: 15 al 25 de diciembre 2015

Para iniciar el encuentro, se nos invitó a elaborar un logo que refleje nuestro sentir y anhelo como mujeres consagradas ss.cc. Participamos, nos escuchamos y acogimos distintos elementos construyendo el siguiente logo con su significado:

- - 

- Círculo abierto: es la capacidad de integrar el pasado con gratitud, vivir el presente con pasión y proyectarnos al futuro con esperanza.
- Perfil de Mujer: Representa nuestro ser mujer que contempla los Corazones de Jesús y de María donde surge la misericordia desde mí y hacia los demás, la transformación en mi ser y la plenitud para anunciar  y arriesgar ante los desafíos del mundo de hoy. 
- Rama verde: Significa la armonía en nuestras relaciones interpersonales y el compromiso con la vida en la creación.
En comunidad hemos construido un ambiente de alegría, confianza y contención; colaboramos en varios servicios como: animación, secretaria, liturgia, recreación y limpieza.

Desde el primer momento que llegamos, la acogida y calidez de nuestras hermanas de la Provincia de Chile y la dedicación de Celsa y Marta nos han motivado a vivir intensamente este tiempo de formación.

Conforme a los objetivos del encuentro hemos profundizado dos temas interesantes: “Los iconos bíblicos del llamado y seguimiento” con la hna. Josefina Gil ocm. y“La vivencia de los consejos evangélicos”, tema preparado, por la hna. Ana Isabel García rscj. Las resonancias que sobresalen son:
       - Renovación espiritual desde los íconos de llamado – seguimiento.
      -  El ícono de la visita de María a su prima santa Isabel y las virtudes de María.
  La experiencia fundante de Dios Amor – Misericordia en la vivencia de los consejos evangélicos. 
  -  La conexión de los votos desde el ser de cada persona con la inmensidad del universo.  
   - La significación y vivencia que podemos tener de los votos, no solo mirado desde la individualidad, sino desde una mirada más positiva y hacia los demás, por ello nos planteamos como el voto de pobreza como reciprocidad; castidad como donación y la obediencia como cooperación, esto nos permite ampliar la mirada en nuestras hacia la horizontalidad en nuestras relaciones.

Los temas fueron compartidos desde la dinámica de la experiencia de vida de las expositoras y la alegría de su ser consagradas. Valoramos los espacios de oración personal, comunitaria y los momentos de adoración entre los temas formativos.

El 24 de diciembre tuvimos nuestro día de desierto para recoger los frutos de este primer bloque, en la noche participamos de la eucaristía  en la Capilla del colegio Sagrados Corazones de Viña del Mar junto a hermanas, familias y el P. Enrique Della Valle ss.cc. Compartimos la Noche Buena entre villancicos, oración, y festejo, fue para nosotras un momento de alegría y, en este mismo ambiente, renovamos los votos, con la nueva mirada que nos motivó Isabel, la expositora, sobre los consejos evangélicos.

El 25 de diciembre, viajamos a Santiago para participar en la celebración de la Navidad con las comunidades de la zona. Gozamos de la eucaristía  y un delicioso almuerzo; en la tarde,cantamos villancicos y tuvimos un compartir sencillo evocando el nacimiento de Jesús y de nuestra Congregación.


2º bloque: 26 al 30 de diciembre

Agradecidas con Dios por estas experiencias que estamos viviendo, les compartimos las resonancias del segundo bloque que se dieron en las fechas 26 al 30 de Diciembre, con el objetivo de revisar nuestra “Vida Consagrada” (Oración, comunidad y apostolado).
Los dos talleres iban muy en sintonía. El primero fue dirigido por la Hna. Sandra Henriquez C.M. con el tema: “Interioridad e intimidad; comunidad humanizada y humanizadora; comunidad apostólica, testimonio y profecía”, el cual, nos hizo tomar consciencia que las dimensiones de la Vida Consagrada no se pueden separar, una lleva a la otra, es un dinamismo del espíritu
La intimidad es el hogar interior, lugar de encuentro con mi ser, donde las limitaciones se superan para ser mujeres de gozo. La interioridad es una dimensión antropológica de autoconocimiento, receptividad, es fundamental porque nos ayuda a procesar los signos de los tiempos y los podemos cultivar con el Silencio, la escucha y la contemplación.
Nuestras comunidades están llamadas a ser humanizadas y humanizadoras al estilo de Betania, el espacio de discernimiento desarrolla la capacidad orante que nos lleva a la comunión desde el espíritu. Llamadas a ser escuelas de espiritualidad donde la memoria de la fe se hace experiencia fundante. Se obstaculiza cuando las comunidades se cierran en sí mismas, cuando persigue su propio placer, se individualizan o se convierten en comunidades seculares.
Cuando la comunidad vive desde la voz del Maestro que llama, se convierte en comunidad profética, conectadas con la vida, la esperanza y el gozo, capaz de transformar la humanidad desordenada purificando la imagen de Dios.
Con Erwin Harnisch sscc
El segundo taller, dirigido por nuestro hermano Erwin Harnisch sscc “Realidad Social y Eclesial en A.L. a la luz de la Palabra; discernimiento en la vida cotidiana desde mi vida consagrada”, fue más vivencial. Contemplamos la escena de la transfiguración de Jesús, este encuentro cálido en la montaña nos impulsa a bajar a nuestro contexto y leer la realidad, solo así se hace viva la Encarnación. Bajo el método ver, juzgar y actuar podemos hacer viva la palabra en la realidad.
En esta dinámica, contemplamos dos realidades de nuestra Iglesia para la interpretación bíblica: la tradicional, vertical, piramidal y la popular que nace de los pobres, de las Comunidades Eclesiales de Base. La invitación para nuestro tiempo no es quedarse en el conocimiento de la Biblia, por el contrario es interpretar la Vida a la luz de la Palabra de Dios.
Nuestro llamado a ser profetas consiste en devolverle al pueblo la Palabra de la esperanza, de la vida y de la Paz, en este camino es importante ser mujeres de discernimiento en lo cotidiano que es optar por la Vida, este don se traduce en la docilidad del Espíritu, que transforma el corazón humano, busca lo que agrada al Señor  y nos conduce a la verdad.
Sin duda, estas experiencias de mirar las dimensiones de la Vida Religiosa nos cuestionaron y nos invitó a re-encantarnos con el llamado a seguir optando por el don de la fraternidad a pesar de sus dificultades  para ser mujeres proféticas en las realidades que vivimos.
Al finalizar los talleres dedicamos el espacio del desierto el día 31 de diciembre para recoger lo vivido. Por la tardecita participamos de la Eucaristía y seguidamente fuimos a la  comunidad de nuestras hermanas mayores en Santa Inés, de quienes experimentamos una vez más el espíritu de familia, de acogida y cariño, tuvimos un momento de adoración presentando en acción de gracias al Señor por las experiencias del año 2015 y poniendo en su corazón las intenciones para el 2016.
A continuación, tuvimos el regalo de contemplar los juegos artificiales y después el compartir con las hermanas unos ricos bocaditos y la alegría de celebrar el año nuevo.
Sin más, nos despedimos hasta la próxima oportunidad, deseándoles que este año nuevo que iniciamos sea de mucha prosperidad, de fidelidad y entrega al proyecto de Dios.
¡Bendiciones en los Sagrados Corazones, comunidad del juniorado interprovincial de América Latina!

3º bloque: 2 al 10 de enero 2016

Con Sandro Mancilla sscc
La vivencia de nuestro tercer bloque comenzó con un taller de Carisma y Espiritualidad SS.CC., dirigido por nuestro hermano Sandro Mancilla sscc. Iniciamos en las mañanas con la celebración Eucarística, agradeciendo a Dios por su inmenso amor y misericordia, en comunión con nuestro prójimo; y cada día contemplábamos a Jesús Eucaristía, abandonándonos en sus manos. Este taller lo trabajamos de manera dinámica, mediante trabajo y reflexión personal y grupal; en diálogo con documentos de nuestros fundadores y nuestra constitución a la luz de la palabra de Dios. Profundizamos desde tres pistas  la pasión, el padecer y la transformación del corazón.
El día 5, celebramos el cumpleaños  de nuestra hermana Amelia, compartimos con ella el gozo y la alegría de dar gracias a Dios por la vida. El día 6 y 7, tuvimos el taller con el tema liderazgo transformador y liderazgo autoridad, dirigida por la hermana Ana María Abrines OCM. Profundizamos en el tema de manera dinámica y reflexiva a partir de nuestras experiencias de vida religiosa, de nuestro autoconocimiento y la realidad de nuestra Iglesia.
El día 8, 9 y 10, fuimos al Quisco, a la casa de los hermanos, para tener nuestro espacio de descanso, recreación y desierto,  disfrutamos de la naturaleza, del  mar. Nos sentimos muy agradecidas a Dios por todo lo que estamos viviendo en este tiempo; y nos mantenemos unidas en oración por el proceso de re- configuración de nuestra Congregación.


4º bloque: 11 al 16 de enero 2016

Nuestro día de desierto estuvo motivado por la pauta del retiro vivido por nuestras hermanas del Consejo de Congregación, de esta manera nos sentimos en comunión, esto fue interesante pues hizo eco en nosotras, observamos la realidad desde un mundo lleno de clamores donde habita el dolor y el sufrimiento; entre nosotras se produjo inquietud por esta realidad en la que estamos insertas, reconocemos que en nuestros inicios como congregación fue en medio clamores propio de contexto de la revolución, eso pro- dujo un gran cuestionamiento a nuestros fundadores, haciendo opciones  radicales en su vida. Durante el día la palabra que nos resonó fue “agradecimiento” a Dios por la vida entregada, por los detalles que él nos entrega y regala en cada momento, en nuestra Historia, en el proceso que llevamos, en la aceptación de nuestras heridas y como ellas se convierten en perlas, que nos llevan a valorar lavida desde un todo… nada sobra, nada falta, así con todo Dios la ha regalado.
Ha sido un bloque profundo y lleno de significado para nuestra vida religiosa, comenzamos con el taller de “psico-afectividad y sexualidad en mi vida consagrada”  con la sicóloga Mónica Poblete, quien nos adentró en mirar nuestro propio mundo, nuestra historia con luces y sombras, revisamos nuestra afectividad  y reconocemos que debemos comenzar a ser dueñas de casa, de nuestra propia intimidad, mujeres consagradas y haciendo opciones por la  vida,  por ende debemos  cuidarla y ordenarla. Hemos puesto en la manos del Señor nuestra heridas, solo él las puede sanar, y confiamos en ello; por la mismo  este taller nos dejó con muchas tareas por concretar, y somos consciente  que nuestro proceso es un camino que no acaba ahora, sino una constante ocupación  en la  formación para alcanzar la madurez.

Con Cristian Sandoval sscc

Continuamos el bloque con  taller que realizo con nuestro hermano Cristian Sandoval sscc titulado  “Reconciliación y Perdón”, un taller profundo, con la mirada de un padre, este que nos mira desde lejos, que nos espera con los brazos abiertos,  que sale a nuestro encuentro, nos vuelve acoger en casa y más aun hace fiesta por nuestro regreso. (Todo desde la bella lectura del Padre misericordioso que encontramos en el evangelio de Lucas), esto nos permite mirar la reconciliación como un proceso de sanación, y esto nos lleva a sentirnos libres para amar, redescubrimos la relación  entre Liberar y reconciliar, que hizo soltar situaciones y dejar que Dios actué en ellas, y sea su voluntad.  El taller nos invitó a mirar muestra adoración con un texto de nuestro hermano Hilario Franca  sscc, en el descubrimos  la importancia que tenemos con ministerio para la iglesia, “somos reparadoras”, desde allí nos cuestionó que nuestro compromiso no es cualquiera, sino aquel que implica ser agentes de reparación en medio de un mundo de dolor, reconocemos  que nuestra Adoración no es intimista, sino desde los otros, aquellos donde el dolor y el sufrimiento está más presentes en sus vidas, Cristian nos invitó  a reflexionar en torno a la  Bula de la Misericordia propuesta por el papa Francisco para este año, miramos los conceptos de justicia y misericordia estos  caminan juntos, uno no se logra entender sin el otro, unidos se entienden en plenitud,  al final del taller comprendemos  “el pecado como el lugar donde Dios no está”  esto nos liberó y nos llenó de alegría para mirar la vida.
Con el corazón lleno de gozo, y alegría por reconocer la presencia de Dios, nos despedimos.
  
5º bloque del 19 al 31 de Enero
Taller del 19 al 21 de Enero - Misión del 24 al 31 de Enero

Somos lo que somos a partir de nuestros encuentros

Hemos estado unidas en oración  acompañando a nuestras hermanas en el Consejo de Congregación siguiendo las crónicas compartidas por el equipo de comunicación que  nos ha mantenido informadas de las actividades correspondientes al proceso de  Reconfiguración que va muy unido a las búsquedas que estamos haciendo como  Iglesia; este proceso nos anima a caminar y sentir con ella. Es así como nos adentramos al módulo “Iglesia y Vida Religiosa Hoy” con el padre Hernán Vargas, pasionista del 19 al 21 de Enero.

Es importante destacar que, a lo largo del taller, se ha desarrollado una lectura amplia de la Iglesia con sus luces, sombras y desafíos, ubicándonos desde nuestro sentirnos Iglesia Pueblo de Dios que camina con Él, Vida Religiosa llamada a dar vida actualizando los dichos y obras de Jesús y a nivel personal, llamadas a la conversión; esta mirada nos ha llevado a valorar más nuestra Vida Religiosa sscc y como ella tiene su misión dentro de la Iglesia y su compromiso de anunciar los valores del Reino de Dios y denunciar los signos de muerte  desde nuestro carisma.

También hemos profundizado los votos, su implicancia y compromiso en la vida eclesial y congregacional, también, nos unimos a la dinámica de la  Vida Consagrada de A.L. a la  luz de los Iconos de la CLAR: Betania y la Visitación que nos hacen tomar conciencia de la realidad donde queremos renovar nuestro compromiso con todo lo que ello significa en la entrega y la pasión por el Reino en la misión, esto nos ha motivado a no perder nuestra capacidad de soñar y el desafío de hacerlo realidad, ahondado en el pensamiento que tenía nuestro hermano Ronaldo Muñoz sscc que soñó con una Iglesia: Samaritana, Hogar, Santuario, Misionera, profética, más evangélica y creíble; de la misma manera,  el papa Francisco nos invita a construir una Iglesia: puertas abiertas, en salida, callejera para “primerear”, hospital de campaña, de los pobres y para los pobres, alegre, perfume del Evangelio, con olor a Oveja, Madre Misericordiosa y con Espíritu Resucitado.

Con toda esta realidad terminamos este taller reflexionando el texto de la Hna.  Mercedes Casas, fsps, presidenta de la CLAR “Clamores de la Vida Consagrada escuchados y no escuchados “, invitándonos a  preguntarnos  ¿Cómo está el corazón de la Vida Religiosa?


---------------

Movidas por la pasión por Cristo y por la humanidad nos preparamos para vivir la experiencia de Misión.

El silencio sagrado de Dios nos envuelve, nos habla y nos susurra  con suave brisa que nos adentra a su misterio presente en la creación que se muestra llena de signos que nos hablan: las montañas majestuosas, sus siluetas, el cielo que cambia de color en el transcurso del día, las distintas vegetaciones y el desierto árido donde también hay vida, es así que el Señor nos preparaba para encontrarnos con el pueblo de Paipote en la Villa Potrerillos descubriendo, la Vida de Dios gestada en ellos, a través de nuestra experiencia de misión.

Al recoger la experiencia de misión nos encontramos con las semillas del Reino presente en este lugar y en la vida de las personas; hemos experimentado la alegría del compartir con la gente, conocer y sentir sus realidades en nuestros corazones que nos impulsa a orar por ellas y  entregar sus preocupaciones al Corazón de Jesús. Palpar una Iglesia abierta que hace posible el encuentro con el Dios de la Vida que gesta su vida en las diferentes realidades que hemos encontrado. Valoramos la  experiencia intercongregacional y el trabajo en conjunto con los laicos/as, quienes nos han acogido con mucha calidez y familiaridad.

Hemos experimentado que compartir la vida con otros y los espacios de misión, confrontan nuestra vida, la cuestionan y la transforman. Siendo evangelizadas también nosotras a través de los encuentros y vivencias que hemos tenido con el pueblo.

Nos hemos encontrado con el Dios que camina con su gente y se hace presente en la esperanza, la solidaridad, el compromiso de laicos que animan la comunidad, las expresiones de cariño, de atención, apertura, fraternidad y amor en el compartir con las personas, su fe, su dolor y también sus alegrías.

Terminamos alabando al Señor por todo lo que nos regala en  las distintas experiencias que nos ha permitido adentrarnos en su misterio oculto en la gente sencilla donde se nos revela, siendo testigos de la vida que vuelve a renacer.

video

Video sobre el tiempo de misión en Paipote

Etapa final del encuentro

Y así narran las hermanas el final de este encuentro:

Al finalizar este breve itinerario de preparación intensa, acogemos toda la novedad que fuimos descubriendo a lo largo del encuentro en cada tema de reflexión y oración, los talleres, los tiempos de desierto, la experiencia de misión en un lugar donde toda la población fue arrasado por el temporal de aluvión, el retiro espiritual...en todo ello,  hemos podido constatar y confirmar que el carisma y la espiritualidad de los SSCC son nuestra  fuerza inspiradora para salir al encuentro de los demás, sobre todo de  los más pobres, los golpeados, los sufrientes…

En fin nos hemos dejado iluminar el modo como nosotras estamos llamadas a honrar y glorificar a Dios desde nuestra vocación y misión, a partir del carisma que recibimos de nuestros fundadores. Hemos vuelto la mirada hacia el origen de nuestro instituto y ahí, en las fuentes de la experiencia espiritual que nos une, nos hemos renovado para seguir avanzando en nuestro proceso de formación, acoger y vivir los nuevos desafíos y compromisos con la Congregación.

El Señor nos vuelve a enviar a nuestras respectivas provincias, fortalecidas y convencidas de llevar a cabo la misión que nos irá mostrando en el vivir cotidiano.

“…y nosotras hemos conocido y creído en el amor que Dios nos tiene. Dios es amor y el que permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él.” Tenemos la certeza de que el don del carisma ss.cc viene de la fuente inagotable del Amor Misericordioso de Dios que seguirá haciendo su obra en nuestra Congregación.

Nos vamos muy agradecidas a la Congregación, a cada hermana y hermanos de todas partes y presencias por habernos acompañados de cerca con sus oraciones, cercanía y cariño.

¡Qué los Sagrados Corazones los bendiga hoy y siempre! 





No comments:

Post a Comment